La artroscopia: el gran avance de la traumatología moderna.

publicado por admin el 19 de Jun, 2014 14:28 | 0 comentarios

Está técnica se generalizó en los años 80 para la articulación de la rodilla, pero desde entonces ha seguido creciendo exponencialmente pudiéndose aplicar actualmente a prácticamente todas las articulaciones de nuestro cuerpo (hombro, muñeca, codo, cadera, tobillo, mano…).

Hoy en día siguen descubriéndose nuevas aplicaciones de la artroscopia, y esta técnica nos ha permitido descubrir nuevas lesiones, comprender mejor el origen de lesiones ya conocidas o acceder a regiones incluso fuera de las articulaciones. Los tratamientos que podemos realizar por artroscopia son muy variados y van desde el acceso y reparación de tendones o ligamentos dañados, hasta la liberación de nervios atrapados.

Las principales ventajas de la artroscopia y que la hacen preferible a una cirugía abierta convencional son:

•  Menor daño a los tejidos durante el acceso a la lesión
•  Recuperación más rápida y menos dolorosa
•  Hospitalización más corta permitiendo el alta a las pocas horas en
   algunas cirugías
•  Iguales o mejores resultados en menor tiempo
•  Reduce las complicaciones que provoca la cirugía abierta
•  Descubrimiento de nuevas lesiones no conocidas hasta ahora
•  Comprensión de las características de las lesiones, al acceder
    a ellas sin alterar su entorno.

En TraumaNavarra.com consideramos a la artroscopia una herramienta fundamental que mejora los resultados y la satisfacción de los pacientes que hemos operado.

Hemos tratado con éxito mediante artroscopia a pacientes con problemas en diversas regiones, los cuales podríamos clasificar en tres grupos:

Cirugía artroscópica clásica:
Rodilla (roturas meniscales o de ligamento cruzado anterior).
Hombro (rotura de supraespinoso o luxación recidivante de hombro).

Cirugía artroscópica en nuevas articulaciones:
Codo (epicondilitis, cuerpos libres, bursitis olecraneana…)
Muñeca (inestabilidad escafolunar, gangliones…)
Cadera (cadera en resorte, lesiones de labrum…)
Tobillo (artrosis subastragalina, dolor por lesión en astrágalo…)


Innovaciones o últimas aplicaciones en cirugía artroscópica:
Mano (rizartrosis, síndrome de tunel del carpo, dedos en resorte…)
Muñeca (fracturas de radio distal o de Colles, dolor en el dorso de muñeca, fractura de escafoides…)
Codo (inestabilidad posterolateral…)
Rodilla (dolor rotuliano por tendinitis, descentrado en la flexión de rodilla o inestabilidad de rótula…)
Dolor ciático por compresión extrapélvica (síndrome piramidal o ciática por síndrome de glúteo profundo…)
Cadera (rotura de tendón del gluteo, bursitis trocanter…)
Pie y tobillo (dolor por inestabilidad subastragalina o en el seno del tarso…)
Osteopatía de pubis (artroplastia de pubis…)


Las aplicaciones y utilidades de la artroscopia siguen creciendo y cada año se descubren nuevos conceptos y tratamientos. En TraumaNavarra.com tendremos que seguir muy atentos para continuar aplicando estos nuevos conocimientos que vayan surgiendo, porque darán respuesta y solución a problemas de pacientes para los cuales no tenemos actualmente buenas soluciones; o podrán mejorar el tratamiento que en la actualidad se aplica en determinadas patologías.

Nuevo comentario